EL TRATAMIENTO OFTALMOLÓGICO MÁS ADECUADO

En Clínica Oftalmológica Alfonso Gil, el cuidado y la salud de sus ojos es nuestra prioridad, por ello contamos con un equipo excepcional de oftalmólogos y empleamos técnicas quirúrgicas para la corrección de defectos refractivos como la miopía, el astigmatismo, y las cataratas, así como el tratamiento del glaucoma y la retina.

Cirugía refractiva

Es una técnica quirúrgica basada en la modificación de la anatomía y por lo tanto, refracción del ojo, que en su mayoría es realizada a nivel corneal y mediante láser.

El principio básico de la cirugía láser es la utilización de un láser excimer que vaporiza una pequeña porción del tejido corneal, de manera que moldea su potencia haciendo que las imágenes incidan sobre la retina sin necesidad de una corrección óptica.

Existen dos técnicas láser principales:

Femtolasik (Intralasik). En dicha técnica, previamente a la ablación del tejido corneal mediante láser excímer, se procede a la creación de un flap ( tallado parcial de las capas más superficiales de la córnea). Éste flap será inmediatamente reposicionado una vez realizado el tratamiento, lo que permite una recuperación rápida y prácticamente indolora. La ventaja del Femtolasik con respecto al Lasik convencional, es que en el Femtolasik el procedimiemto es realizado íntegramente con láser. El tallado del flap mediante láser femtosegundo resulta más controlado, predecible y seguro que el tallado manual mediante microqueratomo del Lasik.
PRK (Queratectomía fotorrefractiva). En dicha técnica, en lugar de crear un flap, se retira completamente el epitelio corneal (mediante solución alcohólica o cepillo de Amoils).Posteriormente se aplica el láser excímer. Ésta técnica es dolorosa durante los primeros días y ofrece una recuperación visual algo más lenta, por lo que se reserva para aquellos casos en los que el femtolasik no está indicado, pej, córneas con escaso espesor, defecto refractivo bajo, sequedad ocular, etc

En nuestro centro disponemos del láser femtosegundo Visumax® y el láser excímer Amaris®, que reduce considerablemente el tiempo de tratamiento sobre la córnea y permite realizar tratamientos personalizados para la corrección de aberraciones.

Existen casos en los que el tratamiento láser de la córnea no es posible. En estos casos podrían estar indicados los siguientes procedimientos:

El implante de lentes fáquicas (ICL/ICL Tóricas). Consiste en la colocación de una lente tras el iris, por delante del cristalino, sin modificar por tanto, a priori, la anatomía del ojo.
La lensectomía refractiva. Consiste en la sustitución de una lente que tenemos dentro del ojo, denominada cristalino, por una lente intraocular. El objetivo de la intervención no es mejorar la agudeza visual con gafas, sino prescindir de ellas para la mayor parte de las actividades cotidianas. Entre los tipos de lentes tenemos: monofocales, monofocales tóricas, multifocales y multifocales tóricas.

Tratamiento de cataratas

Es la pérdida de la transparencia total o parcial del cristalino.

El cristalino es la lente natural que existe dentro del ojo tras el iris y la pupila. Permite el enfoque de las imágenes en la retina.

Dicha opacificación puede ser causada por la edad (lo más frecuente), por enfermedades oculares (diabetes, miopía, uveítis, etc.), de nacimiento (congénitas), por medicaciones crónicas generales (corticoides, etc.), por traumatismos, etc.

La catarata va produciendo una disminución progresiva de la visión o bien una intolerancia creciente a la luz (deslumbramiento).

Su único, eficaz y definitivo tratamiento es el quirúrgico, siendo aconsejable operar cuando interfiera en la calidad de vida o en la actividad profesional del paciente y, por supuesto, sin permitir que llegue a ser total.

La técnica quirúrgica más avanzada en la actualidad es la facoemulsificación (eliminación mediante ultrasonidos) con posterior implantación de una lente intraocular plegable dentro del saco capsular remanente, todo ello a través de una pequeña incisión menor de 3 mm, normalmente sin sutura, con anestesia tópica en forma de gotas y sin ingreso hospitalario.

La lente intraocular es una prótesis ocular graduada que sustituye al cristalino opacificado eliminado. Se introduce plegada a través de la pequeña incisión realizada, se despliega posteriormente dentro del ojo y evita tener que llevar gruesos cristales tras la operación

Tratamiento del glaucoma

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico que afecta al 2 % de la población, con mayor incidencia en personas mayores de 40 años, siendo una de las primeras causas de ceguera en el mundo. Se produce por una elevación de la presión del ojo, que va destruyendo de forma paulatina las fibras del nervio óptico.

El gran problema es que es una enfermedad que no produce ningún síntoma hasta que está muy avanzada y el daño que se produce es irreversible.

Por ello, es fundamental realizar un diagnóstico precoz y poder aplicar el tratamiento adecuado antes de que se dé la pérdida de visión. Nuestra recomendación es acudir al oftalmólogo al menos cada dos años a partir de los 40, para valorar su presión intraocular y nervio óptico, sobre todo si se tiene antecedentes familiares de la enfermedad.

Enfermedades de la retina

En nuestra clínica disponemos de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la retina. Somos especialistas en:

Interpretación de OCT espectral.

Técnicas de imagen indispensables para el tratamiento de la degeneración macular.
Edema macular diabético.
Oclusiones venosas retinianas.
Uveítis posteriores.
Asimismo, somos expertos en el uso del láser, en tratamientos antiangiogénicos de administración intravítrea y en cirugía vitreorretiniana microincisional (23G) de enfermedades como la membrana epirretiniana macular, el agujero macular y el desprendimiento de retina.